Una carta para el día del padre

Hoy no es cualquier día, sino que estamos en el día del padre y cuando alguien piensa en un padre para agasajar en este día, claramente te tiene a ti en la mente porque has sido para mí el mejor padre queimage002 alguien pueda pedir y no estoy diciendo que no tuviste errores, o que yo no los tuve, sino que tu amor incondicional y tu permanente atención han sido para mí un pilar para mi vida de adulto. Te adoro padre y no puedo olvidar todo aquello que pasamos juntos durante la infancia, es muy importante para mí que hayamos compartido los programas para niños que mirabas solamente para hacerme feliz, que me hayas llevado a ver las funciones para niños y las hayas disfrutado conmigo aunque no eran de tu interés.

Dentro de mi llevo a un niño feliz que te recuerda siempre y siempre te va a recordar con toda la magia que tuvo mi infancia, con mi niñez en paz puedo hacer una vida de bien, puedo llevar adelante mi propia familia e intento hacer aunque sea un cuarto de lo que tú has hecho por mí. Ahora valoro mucho más todavía todos los esfuerzos que tú conseguías hacer por tu familia y que ni siquiera sé de donde sacabas fuerzas para poder salir adelante en ocasiones. Un padre como tú no tiene igual y valoro mucho el hecho de haber disfrutado mi niñez junto a ti porque ningún otro padre me hubiera gustado tener.

Ahora, en el día del padre, te deseo la mejor de las suertes para que puedas ahora en tu vida disfrutar un poco de todo lo que has cosechado cuando tus hijos aun eran pequeños. Todo lo que hiciste en el pasado es lo que ahora yo recuerdo e intento también hacer con mi familia, cuando a uno lo crían con el amor que tú me criaste, solamente salen cosas buenas y nada malo puede ocurrir. Siempre que necesité un consejo tú estuviste para dármelo y aun hoy te visito cada vez que necesito de tus palabras y tu guía.