Cartas para papa

Homenaje a mi papa. Cuando hablamos de papás no todos están presentes, algunos se fueron de viaje, algunos no le prestan mucha atención a sus hijos, otros en cambio se desviven por ellos y es que hay un mundo en cada familia, pero sin embargo, ninguno de estos deja de ser padre del mismo modo que las rosas no dejan de ser rosas luego de haberse marchitado. homenaje1Es importante la presencia de un padre en toda familia porque este tiene que llevar adelante la misma y esto no significa que no pueda hacerlo la mujer, sino que ambos ocupan un rol imprescindible que no puede estar ausente si es que se quiere dar un excelente futuro a sus hijos. Por esta razón es que queremos homenajear la dura tarea que es ser padre.

Para todos aquellos padres que tienen un hijo, dos, tres, cuatro o los que tengan; para aquellos que llegan tarde de trabajar o que trabajan en sus hogares; para los que se encargan de darles afecto todos los días o para los que no tienen mucho tiempo para sus hijos; para todos ellos es que les decimos ¡Feliz día del padre! No hay mejor sensación que la de saber que se está haciendo bien el rol de padre en esta vida y ver también los frutos que la decisión conjunta de mantener a una familia de salir de situaciones, de enseñarles el camino y demás; trae luego muchos frutos para los pequeños que se nutren de estas enseñanzas.

Nunca dejen padres de preocuparse por el bienestar de sus hijos, por más ocupados que se encuentren, ellos son pequeños solamente una vez y es hermoso aprovechar ese mágico momento en vez de arrepentirse luego por no haberlo hecho. Los homenajeamos a los padres y queremos que sean muy felices con sus hijos porque son lo mejor que les pudo haber pasado.


homenaje2Carta a papa. Esta carta está dirigida para la persona más fuerte de este mundo, para mi papá. Pero no para el que todos conocen cuando se levanta temprano de buen humor y se va rápido a trabajar, sino para aquel que vuelve y se la pasa todo el día jugando con sus hijos hasta que se entera de que la comida ya está preparada, para él es mi carta. No es necesario que te indique y te repita lo importante que has sido siempre para mí, lo feliz que he sido de poder tener un padre tan bueno como tú lo eres. Todos tenemos defectos, pero es que a veces hasta se me olvida de que eres una persona, eres mucho más que eso, eres un excelente papá.

Quiero desde ahora pedirte perdón por todas las veces que no he ido a casa para celebrar contigo la navidad o el año nuevo, así como también aquellos momentos cuando me hacía rebelde ante las cosas que intentabas enseñarme, todos en la vida tenemos momentos de debilidad y tú has comprendido eso como ninguno otro porque eras lo más grande que tenía a mi lado y aun así te di la espalda muchas veces en las que me hubiera hecho bien darte un abrazo y olvidarme de mis problemas a tu lado.

La vida es un laberinto que nadie te enseña a caminar, solamente personas fuertes como tú dan las herramientas para que este tramo que nos toca vivir sea posible de atravesar y no tengo ninguna queja de todo lo que me has enseñado a vivir. Tú eres para mí la sabiduría en persona y ahora sí que valoro tus consejos y también espero con ansias que me los digas para poder escucharte y hacerte caso porque solo me cuesta tomar algunas decisiones, pero junto a ti de mi lado todo es más sencillo papá.