Carta de agradecimiento a mi padre

Si algo puedo agradecerle a la vida es que me ha dado a un hombre como tú para que camine al lado mío en todos los momentos difíciles, tanto como en los felices car4que me han tocado vivir. No es fácil transitar la vida cuando no se tiene una guía para hacerlo con calma y sin desesperarse por algunas cosas, sin errar en las cosas que sus padres erraron y muchas otras ayudas que tenemos las personas para que sea más sencillo transitar la vida. Tú has servido para mí como un maestro, me has mostrado cada parte de este mundo para que aprenda a no ser como los malvados, para que crezca y me convierta en una persona honrada, tan honrada como tú.

Te agradezco por estar siempre presente, por omitir siempre tu opinión aunque esto termine en un debate o una pelea. Tus palabras para mí son muy valiosas porque con ellas he aprendido a vivir y así es como quiero que siempre sean las cosas, que todo lo que haga tenga tu consentimiento porque sé que siempre quieres lo mejor para mí y también sé que eres el mejor del mundo y gracias a Dios te tengo conmigo, de otro modo no podría ser.

Camino a tu lado y necesito de tus abrazos para seguir, necesito de tu consuelo para avanzar cuando estoy triste, de tus palabras para poder aprender a vivir y de eso se trata todo, de aprender todo aquello que nos falta saber. Tu apoyo es muy importante para mí y valoro mucho que puedas dármelo en todo momento porque muchas veces me ha llegado cuando más lo necesité y realmente me hacía falta para poder afrontar una situación que se me estaba saliendo de control, pero que tú lograste poner en su lugar, como siempre lo logras. Te amo padre mío y siempre te voy a amar con la fuerza con la que hoy te estoy amando.